Camilo Bonilla: «Firmaba los contratos en blanco y los directivos ponían lo que iba a ganar»

El recordado ex jugador del Real España, Camilo Bonilla, recordó sus vivencias como jugador del Real España, club en el cual ganó títulos y quedó como una de las leyendas de antaño de esta institución sampedrana.

TE PODRÍA INTERESAR: JORGE BENGUCHÉ ESTÁ AMARRADO POR EL CAGLIARI

Hablar de Camilo Bonilla Paz, es recordar aquel jugador técnico, habilidoso que debutó en la liga de Primera División con la camisola del Real España, allí por los años 1987 -88.

Su primera participación la hizo contra el Sula de La Lima, un partido en el cual no terminó porque recibió muchos golpes y el técnico Ramón «El Chino» Sandoval decidió sacarlo.

Bonilla Paz, en plática con las redes sociales del Real España, se acordó de ese debut en el Estadio Morazan.» Ese día jugué porque varios de los titulares no podían participar ya que habían acumulado tarjetas amarillas. Hubo nervios al comienzo como es normal, pero me asustó un defensa que me hizo una barrida por detrás, solo dije ‘si esto es primera división, tengo andar saltando para quitarme esas barridas'», recordó.

«Titín» Bonilla, quién ahora radica en Houston, Estados Unidos comentó que ese fue su único partido del campeonato, donde lograron el campeonato.
Pero debido a la calidad de futbolistas que habían en el mediocampo le tocó esperar. «Era el reemplazante de Karl Roland quien jugaba como volante derecho, poco a poco fui incursionando hasta que me quedé en el puesto».

Le ayudó mucho que estuvo en las diferentes selecciones juveniles y cuando regresaba al club siempre tenía participación, además le sirvió mucho el apoyo de jugadores como Mauricio ‘Güicho’ Funez, Emilson Soto, Daniel Urberty, Naham Gonzáles y Edy ‘Tibombo’ Contreras, de quienes aprendió mucho.

SU ETAPA DE TITULAR INDISCUTIBLE

En el año que logran el campeonísmo con Ernesto Luzardo, Camilo Bonilla ya era titular indiscutible y ya usaba la número 10 en el Real España. Era quien movia el equipo, esa vez solo perdieron ante Vida en San Pedro Sula y empataron con los rojos en La Ceiba. «Ese equipo siempre fue duro para nosotros, no le pudimos ganar».

Con una sonrisa y tapándose la cara con la mano, vino a su mente que así como el Vida le hacía la vida imposible, ellos así se la hacían al Marathón. «Cuando jugábamos con ellos eran tres puntos seguros, los partidos lo podíamos ir perdiendo, pero siempre lo terminamos ganando. Un vez caíamos 1-0, creo se fue la luz por 15 minutos, eso le perjudicó al Marathón y le metidos dos o tres goles esa noche».

Como jugador aurinegro, Camilo Bonilla siempre disfrutó los ganes ante Olimpia, Marathon y Motagua, así en ese orden, además eran grandes partidos.

Eran encuentros de ida y vuelta, la afición llegaba al estadio, manifestó que ellos se daban cuenta si es el Morazán se iba a llenar según la cantidad de aficionados que habían en el sector de sol sur como eso de la 5:45 que generalmente que el equipo arriba al estadio.

AMA AL REAL ESPAÑA

Después de varios años de jugar en el Real España luego lo hizo en otros clubes, no negó que ama a los catedráticos.»Me enamoré del equipo, porque nos llevamos como hermanos y los directivos me trataron bien».

Expuso que al terminar cada campeonato él era de los primeros que firmaba, hasta lo hacía en blanco y los directivos ponían la cantidad que iba a ganar.»Mi alegría era jugar, deseaba que al terninar un certamen viniera otro, aunque no lo negaré también, me gustaba cobrar».

Le agradeció a Sergio Amaya (Q.E.P.D.) quien lo llevó al Real España, a una gran institución donde disputó 7 finales, casi todas contra Olimpia y Motagua.

Hizo pocos goles, pero hay uno que le hizo a los azules de larga distancia y con esa diana llevó al club a disputar el titulo antes los albos.

Para terminar la charla, Camilo Bonilla confesó que el Marathón quiso llevárselo, hasta el dinero para compara su ficha que estaba valorado en 80 mil dólares, pero los directivos españolista no se la vendieron.

MÁS DE FÚTBOL CATRACHO EN LA HISTORIA:

MÁS DE CAMILIO BONILLA

  • Salió del Real España de una manera que no le gustó, fue prestado al Broncos con 11 compañeros más. Camilo ahora se dedica a manejar una rastra, casi no le da tiempo de ver los partidos de la liga.
  • Nunca durmió en la famosa morgue que había en la sede de La Fesitrahn porque vivía en su casa, cuando le tocó concentrarse, Geovany Alarcón (Q.E.P.D.) y Emilson Soto le daban dónde dormir.
  • Cuando inició jugando usaba la 24, al irse Alarcón tomó la 14, después se fue Ramón Maradiaga agarró la 8, al irse Luis Calix se apoderó de la 10.
  • Relató que le tocó jugar enfermo, hasta se llegó a infiltrar su rodilla, pero no se arrepiente por ese amor que le tienen todavía los aficionados del Real España que lo vieron jugar.
  • Además de Marathon, tuvo ofertas del Olimpia.
  • Aceptó que perdió la humildad, una vez el DT Flavio Ortega (Q.E.P.D) lo sacó del campo, se quitó la camisa y se la fue a tirar casi a los pie del entrenador.
  • Contó que con el mismo técnico Ortega, lo mandó a marcar, pero en el terreno de juego le dijo a ‘Güicho’ Fúnez la misión que tenía que hacer, a lo que el capitán le respondió que él se dedicara a armar nada más.
  • Apartando a ‘Güicho’ Fúnez, el mejor jugador que vio en el equipo fue a Washington ‘Piojo’ Hernández.

Por: Jorge Antonio Blanco Bernárdez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *